Qué Hacer Si Tu Perro Se Sobre-Excita Con Frecuencia

¿Qué te provoca llegar a casa y encontrarte con tu perro literalmente no puede dejar de moverse a tu alrededor?

Seguro te enoja.

Sin embargo, un perro que tiene una gran cantidad de energía sin ocupar, y cuando te ve se excita mucho, lo pero que le puede pasar es enfrentarse con esa emoción de enojo de tu parte.

No es fácil entender por qué las mascotas evidencian tanta energía y excitación en ciertos momentos, y qué dispara sus movimientos imparables.

A veces ladra con mucha excitación sin motivo, y otras veces simplemente está muy aburrido.

 

Cómo Ayudar A Tu Perro Si Está Aburrido

Lo primero que él necesita es tu atención.

Pero recuerdo que el secreto es que el tiempo que le dedicas debes hacer todo lo posible para que desarrolle actividad y ejercicios sin límites.

La razón número uno para que tu perro se excite y no pueda detenerse, es que pasa mucho tiempo sentado o acostado y no hace nada interesante para él.

Al no tener acción, tu perro junta energías que luego son liberadas de golpe, y le será muy difícil controlarse, relajarse y obedecer cualquier orden el resto de la jornada.

Por ello, necesita ejercicio, mucho ejercicio.

¿Cuánto?

Depende de la raza, y el tamaño.

Ciertas razas como los malamutes y huskies, perros de trabajo (de trineo) necesitan mucho ejercicio, es decir de dos a tres horas diarias de carrera, pues así son estimulados a trabajar.

Un perro pequeño no necesita tanta ejercitación, sin embargo razas como los Terrier también se crían para trabajar, por lo que parece que su energía jamás se acaba.

 

Cuando La Excitación Es Ansiedad De Separación

Esto ocurre por lo general cuando tú te vas de casa, y el perro queda solo muchas horas, y entonces regresas.

Para empezar, no recompenses a tu perro cuando se muestra tan desordenadamente activo cuando llegas, pues todo se empeorará.

Simplemente al llegar, ignóralo, y jamás le permitas saltar sobre ti.

Luego de un buen rato, dedícale mucho tiempo, eso sí.

Y con tiempo, enséñale a no actuar con tanta vehemencia cuando te marchas también.

Vas a necesitar tiempo, paciencia y mucha repetición.

Por ejemplo, le ordenas quedarse quieto, sales, te quedas detrás de la puerta por un corto tiempo, y regresas para felicitarlo por haberse quedado quieto.

Luego poco a poco vas alargando el tiempo del regreso, hasta que logre la costumbre de estar tranquilo cuando te marchas.

Si combinas esto con dejarle al lado su juguete preferido, tu perro entenderá por repetición.

[adrotate group=»2″]

 

Cómo Calmar A Un Perro Ruidoso

Si ya estás entrenando a tu perro, y tiene ejercicio adecuado, la manera de calmar a tu perro, es enseñarle ciertos comandos de voz.

Puede llevarte algo de tiempo, pero lo obligarás a desarrollar mucho sus capacidades y habilidades mentales.

Esta enseñanza suele relajarlos bastante.

Primero, debes ser firme para enseñarle que tú eres el líder, el macho alfa de la manada.

Luego de que lo entienda, y mientras lo está aprendiendo, enséñale trucos simples bajo los comandos de: «Siéntate» – «Espera» – «Quieto» – «Ven»

Al irse concentrando para obedecer tus comandos, tu cachorro olvidará el origen de su excitación, y encontrará la calma con mayor facilidad.

No todos los perros se calman totalmente, y algunas razas se excitan con facilidad más que otras, y siempre manifestarán mayor exposición de movimientos.

Pero si tu perro está tan excitado que sus horarios y hábitos se rompen con facilidad, entonces necesitas que lo atiendas, y le ayudes a reducir tanta explosión de energía.

Bueno, espero que estos consejos te hayan servido, y quiero sugerirte que descargues este material a continuación, que tiene cientos de consejos adicionales que podrás implementar hoy mismo con tu cachorro.

En este manual vas a encontrar lo más nuevo en entrenamiento de mascotas, y que va a corregir cualquier problema que tengas con tu perrito.

Por lo pronto vas a aprender que no debes jamás golpear, gritonear o amenazar a tu mascota.

Y que no tomes tú como hábito el andar castigándolo por todo lo malo que hace.

En su lugar vas a aprender como comunicarte mejor con tu perro, y hacer que entienda tus órdenes.

Vas a descubrir cuáles son los juegos naturales instintivos, y la manera en que finalmente tu cachorro quiera obedecerte, y a fin de cuentas, disfrute aprendiendo todo lo que vas a enseñarle.

Vamos, vas a aprender a disfrutar pasar tiempo con tu perro.

Para descargarte el manual visita:

[adrotate banner=»7″]

Con mis mejores deseos,

El Profe Roberto

 .