Seleccionar página

En salidas a la naturaleza en donde es necesario caminar por varias horas, es posible que a tus pies le salgan ampollas, debido al roce frecuente con tu calzado.

 

Para Quitarlas Primero Entiende Qué Son

Si tu calzado no es el apropiado (no es una bota de trekking), o es nuevo, algunas partes rozarán con más frecuencia una parte de tu piel, haciendo que se desprenda (pero no se rompa).

trekking

Si le sumas las altas temperaturas de un día de calor, más la tierra y la humedad, algo tan duro como la bota, o costuras de las medias, dañarán tu piel (que es suave y tierna)

Así se formará una especie de bolsa que contiene un líquido acuoso y claro (serosidad) provisto por los tejidos vecinos para proteger la piel debajo de la ampolla.

ampolla1

Si no las tratas, pueden arruinar tu excursión, ya sea por el dolor creciente, como por el riesgo de infección que conlleva.

 

Puedes Prevenir Antes Que Aparezcan

Usa calzado adecuado, y compra botas que tengan espacio para agitar los dedos, y que también tenga suficiente espacio en la zona de la caña.

botas

No estrenes botas nuevas en una salida, es mejor domar las botas con una o varias salidas cortas previas a la gran salida.

Cambia tus medias o calcetines con frecuencia para evitar la humedad, o bien usa medias especiales que absorben la humedad.

Durante una pausa quítate las botas, y espera que tus pies se enfríen y se sequen.

 

Si aparece algo de dolor y anticipas que será una ampolla, cubre la zona con una venda, una “curita” o cualquier cosa que impida la fricción.

Cuida especialmente esas zonas de tus pies que tienen tendencia a la formación de ampollas, colocando protectores.

ampollas3

Al llegar al punto de acampada, lava tus pies, sécalos y échales talco o polvo para pies, y dales unos buenos masajes, con lo que eliminarás los ácidos lácticos derivados de la actividad muscular y ayudarán a la circulación.

Aparte, se siente muy bien unos masajes.

 

Si Ya Aparecieron

1. Pincha la ampolla al borde con una aguja esterilizada (una aguja colocada sobre una llama y que quede al rojo vivo, luego dejar que se enfríe, o sumergirla en alcohol, o bien dejarla varios minutos en agua hirviendo).

ampolla3

2. Limpia la zona general donde está la ampolla con una toallita húmeda o conagua, evitando frotar la ampolla.

ampolla6

3. Con cuidado ejerce presión sobre la ampolla desde el extremo opuesto a donde realizaste el pinchazo, para drenar todo el líquido (no rompas la ampolla). Si no lo haces, la ampolla podría reventarse e infectarse.

ampolla55

4. Limpia y seca la ampolla con cuidado, y si vas a continuar caminando, protege la ampolla con un apósito (una curita o venda), recuerda que la ampolla es una protección natural del cuerpo contra un ataque externo.

ampolla4

5. En los descansos, deja la ampolla libre, al aire, para ayudar a que cure sola, la mayor cantidad de tiempo posible.

ampllas2

Recuerda esto:

Una ampolla es una protección natural de tu cuerpo, no debes eliminarla.

Puedes continuar caminando si evitas la fricción, lo que hará que desaparezca el dolor.

Deja que la ampolla cure por sí sola dentro de lo posible.

 

Deja tu comentario, y cuéntame qué otros problemas relacionados con caminatas y trekking has tenido y cómo los has solucionado.