Mito: El Ejercicio Con El Estómago Vacío QUEMA MÁS GRASA

¿Por qué es un mito decir que «El Ejercicio Con El Estómago Vacío QUEMA MÁS GRASA»?

Porque la quema de grasa y/o de calorías es un proceso que ocurre durante todo el día, de acuerdo a los quemadores de grasa que se usen.

No importa cuándo empiezan a quemarse, ni cómo, ni si uno toma un desayuno o no.

Quemar grasa puede ocurrir durante las 24 horas si se hacen bien las cosas, si se combina un buen plan de alimentación sana y natural, con un buen plan de ejercicios cardio diarios, más una sesión semanal de entrenamiento de fuerza.

No hay ventaja alguna de comenzar a ejercitar antes del desayuno, excepto la de ayudar a incorporar el hábito de los ejercicios diarios.

Si ejercitar antes de desayunar, o inmediatamente después (lo mejor sería esperar al menos una hora luego de tomar tu desayuno) te ayuda a repetir todos los días, y a no olvidar tu cita, pues eso está muy bien.

Incluso hay estudios que indican que el ejercicio anaeróbico (cardio extremo, sin recuperación de oxígeno) después de una comida grande, produce un aumento del metabolismo menor.

Esto tal vez se debe a que gran parte de la energía se está utilizando en el proceso de digestión, y queda poco para la reparación del músculo o tejido muscular.

 .