Seleccionar página

La balanza no tiene sentimientos y te dice que tienes kilos de más.

Y tú ya sabes (o te dijeron) que esos kilos de más son grasa corporal, en la forma de grasa abdominal (pancita grande, eh?) o en otros lugares.

¿Una solución? Dieta baja en carbohidratos más ejercicio físico.

Pero no sabes si la dieta y ejercicios escogidos están quemando grasa, o están quemando músculo, es decir, tejido muscular, y eso no es saludable.

Quiero mostrarte cómo saber la diferencia. Lee.

 

Cuando fruto de una dieta baja en carbohidratos, y un sistema básico de ejercicios, empiezas a perder tejido muscular, tu metabolismo se hace más lento.

Y con metabolismo lento se produce una retención y aumento de grasas que no se ocupan y que se acumulan.

He allí el problema, veamos cómo saber si estás quemando más tejido muscular que grasas entonces.

Existe una manera sencilla y económica para averiguarlo.

[adrotate group=»1″]

 

De Cetonas Y Cetosis

Cada vez que tu cuerpo quema grasas para producir energía, alcanza un estado denominado cetosis.

Si haces ejercicios mínimos para perder peso, sumado a una dieta baja en carbohidratos, la cantidad de glucosa en la sangre después de las comidas será mínima.

Sin glucosa en sangre, el cuerpo no va a liberar la insulina, es decir, la hormona que almacena la grasa.

En consecuencia, tu cuerpo va a necesitar consumir y quemar la grasa almacenada como principal fuente de energía para el funcionamiento normal y de exigencia media (fruto de los ejercicios que estás implementando).

En este estado, son liberados ciertos químicos en tu sistema circulatorio, llamados cetonas.

Las cetonas son la evidencia química de que tu cuerpo está consumiendo tu propia grasa acumulada. (Esta es información del famoso Dr. Atkins).

La liberación de cetonas se conoce como citosis, y durante la primera semana se producen una serie de síntomas que no son muy agradables.

Entre ellos, mucha sed, boca seca, algo de náuseas o bien un poco de dolor de estómago, problemas para dormir, orinar con frecuencia, etc.

Pero debes saber que solo duran aproximadamente una semana, y es una clara señal de que estás quemando grasa y no tejido muscular, lo cual significa que estás bien orientado.

 

¡Recuerda!

Si estás liberando cetonas, estás quemando grasa acumulada en lugar de tejido muscular.

Si la combinación de dieta y ejercicios es para bajar peso, y no estás produciendo cetonas, el programa elegido no está siendo eficaz.

Pues estás quemando otras fuentes de energía, tales como carbohidratos o tus propios músculos.

Y quemar músculo no solo hace que sea prácticamente ineficaz tu programa de pérdida de peso, sino que incluso puede ser peligroso para tu cuerpo.

 

Primera Comprobación

Para saber si el cuerpo está liberando cetonas, es posible conseguir bandas de cetonas en la mayoría de las farmacias.

Suelen ser utilizadas por los diabéticos, y son una maravillosa herramienta para comprobar la eficacia de tu programa de dieta y ejercicio para perder peso.

El objetivo de estas bandas es comprobar que existe cetona, y no es importante la cantidad presente de cetonas.

Es decir, mayor o menor cantidad de cetonas no implica que estés bajando más o menos de peso.

Solo es importante la presencia.

 

Segunda Comprobación

Si notas que estás perdiendo peso, pero no estás haciendo nada de ejercicios, es posible que no estés liberando cetonas.

Entonces estás quemando tejido muscular como energía.

Si la dieta que estás siguiendo te exige una severa restricción calórica, y usando tu sentido común, notas que no es muy saludable, es posible que tampoco liberes cetonas.

Sí, exacto: tus músculos serán la energía.

 

Perder músculo es peligroso, y en algunos casos puede ser fatal.

Ya sabes, tu corazón es un músculo, y esto debería sonar como campanadas de una iglesia antigua, para advertirte.

Por lo que sigue buenas dietas de restricción calórica que sean saludables, aunque sean bajas en carbohidratos, combinado con un programa básico de ejercicios.

En este tipo de dietas no es necesario exagerar con el tipo de ejercicios, simplemente ejercicios aeróbicos o cardio, un mínimo de 3 veces a la semana, 20 minutos diarios, será suficiente.

 

Déjame tu comentario, y dime qué problema estás teniendo con tus dietas o ejercicios para bajar de peso.