Seleccionar página

La aptitud física es la capacidad de funcionar de manera efectiva durante tu jornada de trabajo, de realizar las actividades habituales sin problemas, y tener suficiente energía para manejar tensiones o emergencias que surjan sin previo aviso.

Si conoces los cinco componentes de la aptitud física, comprenderás el camino para alcanzar una buena condición de tu cuerpo, y su funcionamiento.

 

Estos componentes son:

 

* Resistencia Cardiorrespiratoria (CR)

Es la eficiencia con la que tu cuerpo proporciona el oxígeno y los nutrientes necesarios para realizar la actividad muscular, y transporta los productos de desecho de las células.

 

* Fuerza muscular

Es la mayor cantidad de fuerza que un músculo o grupo muscular puede ejercer en un solo esfuerzo.

 

* Resistencia muscular

Es la capacidad de un músculo o grupo muscular para realizar movimientos repetitivos con una fuerza menor pero durante largos períodos de tiempo.

 

* Flexibilidad

Es la capacidad para mover articulaciones o grupo de articulaciones a través de una amplia gama de movimientos normales.

 

* Composición corporal

Es el porcentaje de grasa corporal que tiene una persona en comparación con su masa corporal total.

 

La mejora de los tres primeros tendrá un impacto positivo en la Composición Corporal, lo que se traducirá en menos grasas.

Cuando el cuerpo tiene exceso de grasa, los demás valores se afectan, se reduce el rendimiento, la aptitud física se deteriora, y hasta la apariencia se resiente, llegando incluso a afectar negativamente a la salud.

 

A diferencia de estos componentes mencionados, encontramos otros factores como la velocidad, la agilidad, la coordinación ojo-mano y la coordinación ojo-pie, que constituyen los componentes de la Aptitud Motora.

Estos componentes afectan la capacidad atlética.

 

Un programa general de formación física puede mejorar todos estos factores, hasta llegar al límite de tu potencial.

Un programa de pérdida de peso sensato, busca mejorar o mantener todos los componentes de la Aptitud Física, y la Aptitud Motora, e incluye entrenamiento usando el sonido, progresiones específicas y consecutivas, y entrenamiento por objetivos.

 

Principios Del Ejercicio Y Del Entrenamiento

 

Es importante que adhieras a ciertos principios básicos del ejercicio y el entrenamiento, para que puedas desarrollar un programa efectivo.

Estos mismos principios se aplican en todo el mundo a los diferentes niveles de entrenamiento físico y motor, tanto para los corredores de fin de semana, como a los atletas olímpicos de gran calibre.

 

Regularidad

Los mejores efectos del entrenamiento se alcanzan cuando se realiza ejercitaciones a menudo, de manera rutinaria.

Ejercita cada uno de los cuatro primero componentes de la Aptitud Física por lo menos tres veces por semana.

Hacer ejercicio salteado, de manera no frecuente, puede producir más daño que beneficios.

La regularidad también alcanza al descanso, el sueño y el seguir una dieta adecuada.

 

Progresión

La intensidad de los ejercicios (cuán difícil sean) y/o la duración de los ejercicios (cuánto tiempo duren), deben aumentar gradualmente, para mejorar el nivel de tu Aptitud Física.

 

Equilibrio

Para ser eficaz, un programa de entrenamiento debe incluir actividades que aborden todos los componentes de la Aptitud Física, ya que poner demasiado énfasis en cualquiera de ellos puede dañar al resto de los componentes.

 

Variedad

Participar en una variedad de actividades reduce el aburrimiento y aumenta la motivación y el progreso.

 

Especificidad

La formación debe estar orientada hacia objetivos específicos.

Por ejemplo, las personas se convierten en mejores corredores si su formación hace hincapié en la ejecución adecuada, y fundamentalmente en correr.

Aunque la natación es un gran ejercicio, la carrera no mejorará nadando 500 metros, como lo haría un programa de entrenamiento de carrera de 500 metros.

 

Recuperación

Un día de duro entrenamiento para un determinado componente de la Aptitud Física, debe ser seguido por un día de entrenamiento más fácil, incluso un día de descanso para ese mismo grupo o grupos de componentes musculares.

Esto ayudará a la recuperación del mismo.

Otra manera de permitir la recuperación es alternar grupos de ejercidos musculares diferentes para cada día, especialmente los ejercicios relacionados con el trabajo de fuerza o resistencia muscular.

 

Sobrecarga

La carga de trabajo de cada sesión de ejercicios debe ser superior a las exigencias a las que se somete el cuerpo en situaciones normales, con el fin de lograr un efecto de entrenamiento progresivo y en ascenso.

 

Si este artículo te ha servido, déjame un comentario, e indícame qué temas te gustaría que sean tratados.

 

Descarga este producto:

mejores-ejercicioss