Seleccionar página

Usar la Luna para saber cómo orientarse es un arte muy antiguo.

Forma parte de las habilidades básicas de supervivencia, siendo la supervivencia el arte de permanecer con vida.

Cualquier equipo que aún tengas en medio de una situación crítica o una catástrofe en el medio natural, considéralo como un bonus extra.

Debes saber cómo tomar todo lo que la naturaleza te ofrece, y usarlo al máximo, para que los equipos de rescate te encuentren, o que puedas atravesar territorio desconocido y así regresar a la civilización si no te pueden rescatar.

Para lograrlo, de ser necesario, debes aprender a trasladarte o navegar sin mapa ni compás, o a marcar el lugar preciso en donde te encuentras, y en especial conocer dónde está el norte, el sur, el este y el oeste.

La falta de equipo no debe significar que no estás equipado, pues debes contar con la habilidad y la experiencia necesaria para ubicarte y localizarte con precisión, usando por ejemplo la ayuda de la Luna.

Este astro te permite también orientarte, pero sin tanta precisión como los otros métodos.

Como un reflejo del Sol, la Luna sale por el Este y se esconde por el Oeste, lo cual nos da aproximadamente una indicación de esos puntos cardinales.

También debes advertir que las formas de orientarse usando la Luna varían, dependiendo de en qué hemisferio te encuentres, Sur o Norte.

 

Cómo Orientarse Con La Luna En El Hemisferio Sur

La forma de hacerlo, es prestando atención a las puntas de la Luna cuando está en Cuarto Creciente o Cuarto Menguante, conocidas en algunos lugares como “cuernos”.

Existen dos formas de identificar puntos cardinales usando los cuernos de la Luna.

 

Primera forma con los cuernos

Cuando la luna está en Cuarto Creciente, sus cuernos señalan al Este, y cuando está en Cuarto Menguante o Decreciente, señalan al Oeste.

Cuando está en Creciente, la Luna tiene la forma de la letra D, y cuando está en Decreciente o Menguante, tiene la forma de la letra C.

Como Orientarse

Segunda forma con los cuernos

Si trazas una línea uniendo las puntas de los cuernos y la continúas hasta la tierra, tanto en Creciente como en Decreciente señalarán al Norte.

 

Cómo Orientarse Con La Luna En El Hemisferio Norte

Aquí también usarás los cuernos de la Luna en su fase de Cuarto Creciente o Cuarto Menguante, y también hay dos formas, algunas similitudes, y algunas diferencias.

 

Primera forma con los cuernos

En el hemisferio Norte igualmente cuando la luna está en creciente, sus cuernos señalan al Este, y cuando está en decreciente, señalan al Oeste.

Cuando está en creciente, la Luna tiene la forma de la letra D, y cuando está en decreciente, tiene la forma de la letra C.

 

 

Segunda forma con los cuernos

Pero en este hemisferio, si trazas una línea uniendo las puntas de los cuernos y la continúas hasta la tierra, tanto en creciente como en decreciente señalarán al Sur.

 

 

Cómo Orientarse Con La Luna En Ambos Hemisferios

Esta forma funciona bien en ambos hemisferios, y consiste en aprovechar la sombra que la luna proyecta sobre un palo, en una noche sin nubes y con luna llena.

Se trata de colocar un palo vertical (1º) en una zona de terreno llano.

Marcar la punta de la sombra con una piedra (2º), o clavando un palito de menor diámetro.

Esperar unos 15 minutos, y marcar el lugar de la nueva sombra (3º)

Al unir estos dos puntos se obtendrá la dirección Este-Oeste, siendo el Oeste la primera marca.

 

 

 

Nuevamente, los conocimientos sobre cómo orientarse usando la Luna te serán de gran utilidad en tus salidas a la naturaleza salvaje.