Seleccionar página

Aquí vas a encontrar 5 «técnicas» Que Jesús Usó Para Enseñar.

La Ciencia de la Educación y la Neurociencia nos ofrecen consejos para aplicar en el proceso de enseñanza aprendizaje, y con estos conocimientos realizamos una «re-lectura» de la historia de Jesús como Maestro que resulta muy interesante.

Jesús usó un puñado de formas para enseñar que hicieron de su enseñanza algo realmente atractivo y lleno de resultados.

No hay dudas que Jesús fue un Maestro excepcional. 

Hoy re-leemos su historia y experiencia a la luz de los descubrimientos de la Ciencia de la Educación y la Neurociencia, que nos muestran los mejores elementos para un proceso de enseñanza aprendizaje de la actualidad.

Cuando descubrimos varias de estas formas para enseñar que fueron usadas por Jesús, decimos como el sabio Salomón: “No hay nada nuevo bajo el sol, pues lo que ahora es, antes fue” (Eclesiastés 1.9)

Jesús usó 5 formas para enseñar que hoy los expertos y científicos de la educación consideran muy pertinentes para obtener resultados contundentes en el proceso de enseñanza aprendizaje mencionado.

Veamos una por una.

 

Las 5 Formas Para Enseñar Que Usó Jesús Y Que Podemos Copiar

Jesús manifestó un COMPROMISO CON EL AMOR

 

Su enseñanza estuvo motivada por el amor hacia sus discípulos, y permanentemente enseñó dirigiendo sus palabras de manera multidimensional: implicó cada dimensión necesitada de quienes le escuchaban.

No solo esperó que sus discípulos u oyentes le entendieran intelectualmente, también los amó tanto que estuvo dispuesto a ir más allá de una presentación teórica, y esperó que cada uno reaccionara realmente para superarse.

—————————-

Dejá como aspecto secundario el contenido de tu materia, y concentráte en tus propios discípulos, eligiendo este mismo compromiso con el amor por ellos.

Jesús hizo CONEXIÓN CON LAS EXPERIENCIAS

Cada “módulo” de enseñanza tenía mucho que ver con las experiencias y la vida diaria de su auditorio.

Los objetos de la vida cotidiana, las costumbres más comunes y lo que él mismo vivía tanto como lo que vivían sus discípulos, fueron la manera de visualizar los profundos contenidos que transmitía.

Bodas, funerales, trabajos en una carpintería, campos de cultivo, o en los terrenos de cría de ovejas, ríos de pesca, vides, higueras, semillas, pago de impuestos, y aceites untantes eran su “Power Point”

—————————-

Recuperá como docente el permanente contacto con lo que vivís a diario, y lo que viven tus discípulos, al presentar tus enseñanzas.

Jesús estableció un ENLACE CON LAS NECESIDADES

 

Cada persona que se acercó a Jesús el Maestro tenía una necesidad concreta, cada uno deseaba, necesitaba y ansiaba algo diferente, y Jesús captó cada necesidad al enseñar.

Necesidades y deseos tan disímiles como saber quién tenía autoridad, qué hacer con el gobierno, cómo tratar a la familia, a quién obedecer, como tener sanidad física, como ser aceptado por los demás, cómo trabajar mejor, recibieron de parte de Jesús clases con contenido sumamente pertinente.

  —————————-

Enlazá tu enseñanza, de la materia y el contenido que fuere, con las necesidades profundas de tus discípulos, para que tu enseñanza deje de ser simplemente un montón de palabras inútiles y sin sentido.

Jesús USÓ PREGUNTAS.

No consideró a las personas como simples receptores de información, sino que promovió el aprendizaje activo, intentando que ellos pensaran y encontrasen respuestas por sí mismos.

Cuando sus oyentes esperaban una sentencia autoritativa, él les devolvía preguntas que les ayudaban a entender la situación que planteaban, y su solución.

Sus inteligentes preguntas captaban la atención de quienes pensaban más livianamente y de los que podían ir más profundo, de los que quedaban conformes con una presentación única y los que querían seguir reflexionando.

De este modo la verdad obtenida tenía una raíz profunda difícil de subvertir

—————————-

Usá permanentemente preguntas para que tus propios discípulos participen en tus clases, aportando sus propios conocimientos y valores, y enriqueciendo de esta manera tus propias enseñanzas.

Jesús expresó sus enseñanzas con VÍNCULOS MNEMOTÉCNICOS.

 

La mnemotecnia son las técnicas o reglas de memorización y rememoración, basada en la asociación mental de la información con datos que ya existen en la memoria.

Al enseñar, Jesús usó datos muy fáciles de recordar, y objetos para asociar con sus enseñanzas: historias que provocaban imágenes en la mente, humor, monedas, astillas de madera, exageraciones hiperbólicas, adivinanzas, frases cortas, cambios de ritmo, etc.

Fue ingenioso y entusiasta para presentar cada conjunto de enseñanza, dentro de una de estas formas, y aún hoy recordamos sus ingeniosas ocurrencias sin necesidad de consultar permanentemente el registro bíblico.

—————————-

Incorporá como docente el uso de estas formas, aunque en algún momento te hayan parecido banales o sin sustancia, sabiendo que la sustancia no está en la forma, sino en el contenido que transportan.

Conclusión

Nadie puede dudar que Jesús el Maestro fue y es único, y su autoridad y pertinencia es muy difícil, sino imposible, de alcanzar.

Pero nos hizo una invitación que aún hoy resuena en nuestros oídos y sigue vigente: «…aprended de …» (dijo y quedó registrado en Mateo 11.20) y sus enfoques de enseñanza aún nos inspiran a mejorar nuestros propios procesos.

Si lo escribís en una tarjeta, lo vas a recordar:

  1. Su Compromiso Con El Amor
  2. Su Conexión Con Experiencias
  3. Su Enlace Con Necesidades
  4. Su Uso De Preguntas
  5. Su Vínculo Con Estructuras Mnemotécnicas

Estas formas para enseñar que usó Jesús, vos también podés usar.

Mirá en el video las 5 formas para enseñar que Jesús usó.

Y cómo copiarlas

Estas formas están siendo re-descubiertas por la Ciencia de la Educación y las Neurociencias.

Mirá cómo implementarlas.